Cocina abierta al salón

En el mundo del interiorismo, cada proyecto es un desafío único que requiere de creatividad y habilidad para transformar espacios. Uno de los proyectos más recientes en los que hemos trabajado consistió en una pequeña reforma en la que se decidió dejar la cocina abierta junto al salón, creando una sensación de amplitud y luminosidad en la estancia.

Para lograr este efecto, se utilizó un separador de madera de roble a medida, formado por listones que permiten que la luz y el aire fluyan entre la cocina y el salón de manera sutil y elegante. Este separador es el elemento clave que consigue delimitar ambos espacios sin restarle sensación de amplitud a la estancia.

En cuanto a los materiales, se optó por colores claros y porcelánico de calacata en la cocina para darle un toque de elegancia y modernidad. La elección de esta piedra natural logra un aspecto muy sofisticado y luminoso en la cocina.

Por otro lado, el salón cuenta con muebles de la marca Tomasella, una firma que destaca por su calidad y diseño. Además, el sofá de Afos aporta confort y estilo al espacio, logrando un ambiente acogedor y agradable para compartir momentos en familia o con amigos.

En definitiva, este proyecto de interiorismo consigue una perfecta armonía entre la cocina y el salón gracias al separador de madera de roble y a la elección cuidadosa de los materiales y muebles utilizados. Una pequeña reforma que ha logrado una gran transformación en la estética y funcionalidad de la vivienda.

Además de la reforma en sí misma, otro aspecto importante de este proyecto fue la creación de imágenes por ordenador previas al inicio de las obras. Estas imágenes permitieron a los clientes visualizar cómo quedaría el espacio una vez terminado el proyecto, lo que les ayudó a tomar decisiones más informadas sobre el diseño y los materiales a utilizar.

En estas imágenes, se pudo representar con gran precisión y realismo el aspecto final de la estancia, incluyendo detalles como la distribución de la cocina y del salón, el tipo de mobiliario, el separador de madera de roble, y los acabados en porcelánico de calacata. Esto fue posible gracias a herramientas de diseño y modelado en 3D que permiten simular el espacio y los elementos a utilizar.

Al poder ver estas imágenes previas, los clientes pudieron hacer cambios o ajustes al diseño antes de que se iniciara la obra, lo que permitió reducir el tiempo y los costos asociados a posibles errores de diseño o cambios en el proceso de construcción. Además, les dio una mayor confianza y seguridad en el resultado final del proyecto.

En las fotos adjuntas, se pueden ver las imágenes por ordenador creadas previamente al proyecto, que representan fielmente cómo quedó finalmente la estancia. Estas imágenes muestran el nivel de detalle y realismo que se puede lograr con estas herramientas, lo que permite una mayor precisión en el diseño y una mejor comunicación con los clientes.